En la actualidad el 50% de la población mundial vive en áreas urbanas, y se estima que este porcentaje aumente a 70% el año 2050. Esto indica que una gran parte de la humanidad vivirá en lugares en los cuales se necesitará optimizar los recursos de la mejor manera posible.

Las Smart Cities (Ciudades inteligentes) surgen como una gran alternativa a este problema, ya que su propósito es sacar un máximo provecho de los avances tecnológicos para ahorrar costos, logrando que la ciudades sean más eficientes, mejoren su calidad de vida, avancen hacia un desarrollo sustentable, y disminuyan su huella ambiental.

En otras palabras, las Smart Cities buscan modernizar la gestión de las ciudades, desarrollando una mayor interacción entre las instituciones y los ciudadanos.

En Diálogo Energético, Minero y Extractivo Latinoamericano observamos el modelo Smart City desde una perspectiva global e integrada, y nos hacemos partícipes desarrollando un modelo de gestión entre personas y empresas el cual permita la interacción y colaboración entre estos actores y garantice el correcto funcionamiento de los procesos.